Press "Enter" to skip to content

¡Agradecemos tu donación a nuestra campaña de invierno!

El pasado domingo, desde el diario La Estrella de Valparaíso, arribaron las cooperaciones para la campaña destinada a ayudar a los más necesitados de Barrio Puerto.

Con un agradecimiento enorme y una gran sonrisa recibimos el pasado domingo en el Comedor 421 de La Matriz, los resultados de la campaña de acopio de Ropa de Invierno, organizada por la Parroquia y la Corporación La Matriz, en colaboración con La Estrella de Valparaíso, y a la que en el transcurso de la cruzada, se sumaron voluntarios del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) y de la ONG Consciencia Social.

El tenor de la campaña era el de concurrir en directa ayuda a las personas en situación de calle de nuestra ciudad Puerto, ya que muchos de ellos, no tienen acceso a ropa en buenas condiciones para abrigarse en la estación más fría del año. Y gracias a la conocida generosidad del porteño y al éxito de la campaña, el Ropero de La Matriz logró reunir chaquetas, polerones, chalecos, camisetas, camisas, pantalones y hasta calcetines, para abastecer a quienes lo necesitan.

Según informó el diario La Estrella, “todas las prendas fueron entregadas a la iglesia La Matriz la mañana de ayer, y el padre Gonzalo Bravo, párroco de la iglesia porteña, en conjunto con la directora de La Estrella, Marcela Küpfer, entregó sentidas palabras de agradecimiento a los lectores que cooperaron con la noble causa que irá en directo beneficio de las personas en situación de calle y extrema pobreza del Barrio Puerto”.

“Quiero agradecer a los lectores y lectoras del diario La Estrella. Una vez más una estrella en el fundamento de la buena onda. Gracias a toda la gente que ayudó, a los chicos del Injuv, Consciencia Social, pero fundamentalmente a los lectores. Yo creo que son personas que saben lo que es el frío, y por eso son capaces de ayudar”, afirmó el padre Gonzalo Bravo, presidente de nuestra Corporación, quien también hizo hincapié a la hora de explicar por qué la ropa requerida en esta ocasión correspondió a vestuario masculino..

“Acá la mayoría de las personas que acude al comedor de la Matriz son hombres, y muchos de ellos están en situación de calle por lo que la necesidad de ropa abrigada de invierno es grande”, concluyó.